Calidad del Aire

Publicidad
  • El ozono, componente de la niebla tóxica (smog)

    Gases que generan los ácidos responsables de la lluvia ácida

    Industria contaminante

    Estación que mide la concentración de contaminantes en el aire

    Boina gris que cubre la ciudad de Madrid

  • Calidad del Aire
    03.10.2012 11:33

       El verano ha sido bastante cálido y seco, uno de los más secos de los últimos 60 años, con escasas precipitaciones, lo que ha hecho que el ambiente se haya ido cargando poco a poco. El mes de septiembre terminó con un pequeño cambio, con el regreso de las precipitaciones en gran parte del país, que es lo propio del otoño.  Estas lluvias, más exactamente las gotas de lluvia, son capaces de arrastrar las partículas sólidas que se encuentran en su camino, ya sea polvo o algunos contaminantes, y así limpian el ambiente, lo que garantiza una vida más saludable para todos.

       El aire contiene alrededor de mil compuestos diferentes, de los cuales el nitrógeno, oxígeno e hidrógeno son los más importantes, sin ellos la vida sería imposible.  El aire debe estar limpio, sin riesgos para la salud. La calidad del aire está determinada por su composición, esto es, por la presencia o ausencia de algunas sustancias y sus concentraciones. Por ello se expresa mediante la concentración o intensidad de los contaminantes o la presencia de microorganismos. Actualmente, la calidad del aire no es tan buena como debiera; en las grandes ciudades se soportan unas concentraciones de contaminación muy elevadas.

       La contaminación atmosférica puede definirse como la presencia de diversas sustancias nocivas en la atmósfera, que pueden poner en peligro la salud de los seres vivos, causar daños a distintos materiales y perjudicar el medio ambiente. Los principales contaminantes son el dióxido de azufre (SO2) y dióxido de nitrógeno (NO2), que se combinan fácilmente con el agua de la atmósfera y dan lugar a los ácidos responsables de la lluvia ácida; el ozono a nivel superficial, que se forma como resultado de una reacción química, en presencia de la luz solar, entre los contaminantes que emiten los automóviles, las centrales eléctricas y las fábricas, y tiende a alcanzar cotas muy elevadas cuando hace mucho calor y poco viento; y las partículas en suspensión(PM10), presentes en el aire y de pequeño tamaño, tal que no llegan al suelo rápidamente, pero que pueden afectar en el tracto respiratorio del ser humano.  En las 3 primeras imágenes se muestran algunos contaminantes y sus efectos.

       En España existen, en la actualidad, diversas redes de vigilancia de la contaminación atmosférica, instaladas en las distintas Comunidades Autónomas, que efectúan medidas de una variada gama de contaminantes, desde los óxidos de azufre y nitrógeno, hasta hidrocarburos, con sistemas de captación de partículas. Una de las organizaciones que conciernen a la Calidad del Aire es la OMS (Organización Mundial de la Salud), que recomienda estándars para los contaminantes del aire que puedan tener efectos en la salud. Aparece el llamado índice de Calidad Aire, pero ¿qué es este índice y cómo se calcula? El índice de Calidad del Aire es una escala para reportar los niveles de los contaminantes comunes en el aire. Cuanto mayor sea este índice, mayor será el riesgo por la salud. En la imagen 4 se muestran los niveles del índice de Calidad del Aire (bueno, aceptable, regular y malo), a los que se les asigna un color, en función de la concentración de los contaminantes.En la imagen 4 se muestra un medidor de contaminación del aire.

       Desde MeteoGroup http://www.tiempohoy.es/ os recomendamos la siguiente web http://www.observatorioaire.org/ , que proporciona información de la Calidad del Aire de cada Comunidad Autónoma y su índice, de forma clara y sencilla. En la imagen 5 se observa la contaminación que cubre Madrid. 

       El aire contaminado nos afecta en nuestro día a día, se manifiesta de diferentes formas en nuestro organismo (irritación de los ojos y vías respiratorias, agravación de enfermedades pulmonares…etc). Existen diversos modos de evitar la contaminación del aire y mejorar el índica de Calidad del Aire, como caminar más o utilizar medios de transporte que no contaminen (bicicletas), compartir el automóvil con más gente, llenar el depósito por la noche (ya que los niveles de ozono son más altos a mediodía y por la tarde), conducir de manera eficiente, usar los combustibles adecuados para la calefacción doméstica e industrial,…etc.

       Debemos darnos cuenta del enorme daño que estamos causando al contaminar la tierra. Para tratar de salvarla, habrá que cambiar de actitud y aprender a respetar el medio ambiente.

    Por: Bea Gigosos