Brusco descenso de temperturas en Norteamérica

Publicidad
  • (1) Posición del frente y temperatura en superficie según lo previsto por los modelos para el día 11 a las 06:00h (Fuente: MeteoGroup)

    (2) Posición del frente y temperatura en superficie según lo previsto por los modelos para el día 12 a las 12:00h (Fuente: MeteoGroup)

    (3) Temperaturas mínimas registradas el día 11 (Fuente: MeteoGroup)

    (4) Temperaturas mínimas registradas el día 12 (Fuente: MeteoGroup)

  • Brusco descenso de temperturas en Norteamérica
    12.11.2014 12:56

    Desde comienzos de la semana se están registrando valores térmicos muy fríos en muchas zonas de los Estados Unidos y Canadá. Por si fuera poco, las rachas de viento están provocando que la sensación térmica sea aún más baja.

    En Norteamérica es todo más grande: los coches, la comida, los parques de atracciones…y los sistemas frontales. Y es que desde el pasado lunes y durante los primeros días de la semana un sistema frontal de tipo frío (aunque si existiera la clasificación deberíamos llamarlo muy frío) ha estado barriendo gran parte del interior de los Estados Unidos provocando cambios de temperatura drásticos en muchos lugares y que se hayan alcanzado valores térmicos muy bajos para lo que es habitual para esta época del año.

    ¿Qué ha provocado este descenso de temperaturas?

    Pues el responsable de este brusco cambio de temperaturas ha sido una masa de aire ártico que se ha desplazado hacia el sur a través de las planicies del centro del continente. Tirando un poco más del hilo podemos encontrar otro culpable. Se trata de la corriente en chorro o más bien de la oscilación de la corriente en chorro.

    Esta zona de fuertes vientos, situada en el límite de la troposfera (alrededor de los 10 – 12 km en latitudes medias como las nuestras o la de los vecinos del otro lado del Atlántico) actúa como límite entre las masas de aire templadas de procedencia subtropical y las masas de aire más frías que provienen de latitudes más septentrionales. De hecho, la formación de este chorro o jet tiene su origen en el elevado contraste térmico entre ambas masas de aire (además existe otro jet, en este caso el subtropical, situado entre el ecuador y los trópicos). Pues bien, al oscilar esta corriente en chorro, en este caso hacia el sur, ha permitido que el aire más frío situado en el norte de Norteamérica avance hacia latitudes más meridionales.

    No sólo se trata de una potente entrada de aire ártico sino que además parece, según indican los modelos meteorológicos, que puede tener cierta continuidad en el tiempo, prolongándose las temperaturas extremas durante algunos días más.

    Por: Luis Jiménez Dávila