VERANO 2012

Publicidad
  • Imagen 1. Anomalía en la temperatura de julio 2012 (AEMET).

    Imagen 2. Anomalía en la precipitación de julio 2012 (AEMET).

    Imagen 3. Anomalía en la temperatura de agosto 2012 (AEMET).

    Imagen 4. Porcentaje de precipitación en agosto 2012 respecto a la media climática (AEMET).

  • VERANO 2012
    07.09.2012 11:35

    ¿Qué pasó en julio?

    El mes de julio comenzaba con dominio anticiclónico pleno, dejando la Península fuera de la influencia de los sistemas frontales que se desplazaban hacia el norte de Europa, sin causar efecto en la zona peninsular. Esta ha sido la situación más repetida a lo largo del mes, y tan sólo entre los días 5 al 10 y del 26 al 28 se desestabilizó la atmósfera,  rompiéndose el anticiclón de bloqueo y permitiendo la entrada de masas nubosas desde el Atlántico, que provocaron precipitaciones en el tercio norte.

    Toda esta situación se ha traducido en un mes de julio muy seco (ver imagen 1),  en general, con una precipitación media, en toda la Península, del 50% de la que se suele registrar durante un mes de julio estándar.  Sólo en parte del oeste y sur de Cataluña y en algunas zonas aisladas repartidas de forma irregular por el interior del tercio este peninsular las precipitaciones mensuales alcanzaron o superaron sus valores normales, mientras que en el resto de España julio resultó en general seco a muy seco. El mes ha sido especialmente seco en el cuadrante suroeste peninsular donde prácticamente no se han registrado precipitaciones.

    En cuanto a las temperaturas, julio ha sido un mes cálido (Ver imagen 2), aunque sin grandes extremos, exceptuando la ola de calor vivida entre el 17 y el 21 de julio en Canarias y en la mitad sur peninsular.  La temperatura máxima más elevada entre estaciones principales fue de 42,0º C y se registró el día 20 en el observatorio de Huelva. Las temperaturas más bajas de julio se observaron en general en los dos primeros días del mes, con temperaturas mínimas que se llegaron a situar por debajo de los 5º C. El valor mínimo en estaciones principales se registró el día 2 en Vitoria con 3,2 º C, lo que supone la temperatura más baja de julio en la serie histórica de este observatorio, iniciada en 1972.  Esta temperaturas bajas, aunque tan sólo se registraban a principio de mes, y luego tendieron a la normalidad en esas zonas, hace que el régimen térmico medio total del mes de julio de 2012 se presente como frío e incluso muy frío, en algunas de esas zonas (ver imagen 1).

     El segundo agosto más cálido del registro histórico de datos

    Según los datos registrados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) agosto ha sido extremadamente cálido (ver imagen 3), con una media de 25,4 ºC que supera en 2,0 ºC el valor normal y se convierte en el segundo mes de agosto más cálido de la serie histórica. En cuanto a precipitaciones, este mes ha resultado muy seco, con una media de 9 mm que supone poco más de la tercera parte del valor medio, siendo el tercer mes de agosto más seco desde 1961 (Ver imagen 4).

    Durante el mes de agosto se han registrado dos grandes olas de calor. Alrededor del día 10 del mes se produjo un episodio de calor extremo que provocó valores térmicos por encima de los 45 grados en el valle del Guadalquivir (45.9 ºC en Sevilla), superándose los 40º C en gran parte de la Península. La segunda ola de calor se produjo entre los días 17 y 23 de agosto, y aunque no fue tan intensa como la primera, si fue más duradera.

    La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) confirma que a lo largo de agosto no se produjeron episodios que dieran lugar precipitaciones de gran intensidad, siendo los episodios de lluvias más significativos los siguientes: el que afectó el día 27 al norte de Navarra y el que el día 30 dio lugar a precipitaciones localmente intensas en algunas zonas del norte de Aragón, Cataluña, Valencia, Murcia y Baleares, con cantidades que en algunos puntos  superaron los 50 mm. Entre las precipitaciones diarias acumuladas en observatorios principales en este mes, las más importantes fueron las registradas el día 30 en Huesca-Pirineos con 40,0 mm., el día 26 en Reus-aeropuerto con 26,3 mm. y el día 30 en Palma con 23,5 mm.

    Tras la escasez de lluvias de los últimos meses, ¿Qué sucederá en el otoño? ¿Llegarán las esperadas lluvias que alivien el campo y llenen los pantanos? O por el contrario la sequía seguirá acentuándose y llegaremos al invierno con problemas de agua? Puedes informarte del tiempo a largo plazo llamando a nuestro Departamento de Pronóstico.